La fabricación de emulsiones asfálticas en México, toma impulso en el año de 1995 cuando PEMEX suspende en sus refinerías la producción de asfaltos rebajados. Fue entonces que en 1996 se construyó en Chilpancingo, Gro, nuestra primera planta para fabricar emulsiones asfálticas, convirtiéndonos desde aquel tiempo en los principales proveedores de estos materiales en el Estado de Guerrero, y parte de Morelos, Michoacán y Oaxaca.

A finales de los noventas, con el empleo de las emulsiones y asfaltos modificados, se incorporan nuevas tecnologías en beneficio del mantenimiento y construcción de carreteras en México. En consecuencia, nuestro grupo moderniza las instalaciones en Chilpancingo y en 1999 construye la segunda planta de producción de emulsiones y asfaltos modificados en Culiacán, Sin., siendo esta última, la más importante proveedora de productos asfálticos del noroeste del país.

En la actualidad, la gran competencia que existe en la industria del asfalto, tanto en la construcción como en la comercialización y distribución de productos asfálticos, nos exige estar a la vanguardia de las necesidades y demandas del creciente mercado, es por ello que a finales del año 2007, pusimos en operación con gran éxito nuestra planta distribuidora de asfaltos en Salamanca, Gto, muy cerca de la refinería más importante de PEMEX, con la más avanzada tecnología en su infraestructura, para mejorar y optimizar los procesos que la hacen ser una de las plantas más grandes y modernas del país.

La infinidad de proyectos carreteros y de vialidades en los que hemos participado, nos ha permitido atesorar una gran experiencia durante estos últimos 13 años. Ello nos llena de satisfacción y orgullo, ya que nos coloca hoy en día como una de las empresas más importantes y reconocidas en la distribución y fabricación de productos asfálticos en México.